Etiquetas

, , , ,

Por: Fernando Ríos Correa*

Los orígenes de la cumbia andina central: El caso de Los Pacharacos, Los Demonios del Mantaro y Los Titanes 

Los Pacharacos y Los Demonios del Mantaro son seguidos muy de cerca por autores como Montoya, Hurtado y Romero, los que los describen como los padres de la cumbia andina central. Es cierto que estas agrupaciones tuvieron el acierto de mezclar, a mediados de la década de 1960, diversos elementos del mundo Wanka con compases y arreglos de cumbia y porro colombiano,pero también es cierto que este tipo de agrupaciones representaban – y partían- de la ciudad oficial, de los huancaínos hijos y nietos de huancaínos, no teniendo mayor conexión con los grupos musicales de la periferia local, distribuidos, ya lo hemos dicho, sobre todo en los barrios del distrito de Chilca. Pretender considerar a Los Pacharacos o a Los Demonios como los pasos previos de la cumbia andina central del Mantaro, es como sostener que Los Saicos son los padres del movimiento punk peruano: es coherente cronológicamente, y en cierta medida resulta muy poético, pero que al ser puesto en cuestión no resiste ningún análisis: ambos forman parte de contextos totalmente distintos, social, económica y musicalmente. Es el enfrentamiento entre el discurso oficial y tradicional de la urbe con el de la producción de los barrios periféricos, nuevos y desconectados de esa tradición.

Con todo esto, podemos afirmar que, en buena medida, lo creado en aquella década por ambas agrupaciones, tanto “Río Mantaro” de Los Pacharacos, como “La chichera” de Los Demonios, fue una variante de cumbia que quedó trunca en el camino, y que ha vuelto a ser recogida solo por pocos proyectos musicales de la región, la cumbia andina central central tiene un génesis totalmente distinto.

*(Estudiante de Antropología, UNMSM)

ESPECIAL: La chicha no es limeña (I) 

ESPECIAL: La chicha no es limeña (II)

Anuncios