Etiquetas

, , ,

Por: Kattya Lázaro 

Si bien los carnavales se celebran en todo el Perú, es en el Valle del Mantaro donde la lluvia le quita el protagonismo al radiante (y ultravioleta) sol, mas esto no quita las ganas de entregarse a la festividad.

Entre otras expresiones culturales que se realizan en las fiestas de carnavales, hay una general: el baile. Dos los más famosos: el Cortamonte y el Huaylarsh. Que tienen tres semejanzas: orquestas, diversión y lluvia.

Esta serie fotográfica retrata los carnavales de este año en el Valle del Mantaro, en las ciudades de Jauja y Huancayo, cada lugar con sus bailes representativos y con los infaltables músicos quienes se convierten en piezas claves para la celebración. La lluvia en estas fechas juega un papel interesante, no evoca directamente a la tristeza sino a la nostalgia y representa ante todo la fertilidad, la vida, pues es además mes de cosecha. Al igual que a las plantas, la lluvia llena de vitalidad a los peruanos, quienes disfrutan al igual que el zorzal bailar bajo la lluvia, disfrutar de cada momento mostrando con orgullo sus tradiciones.

Lluvia-de-verano_pequeño(2)

Lluvia-de-verano_pequeño(3)

Lluvia-de-verano_pequeño__________________________________________________________________

* Nota: Esta serie de fotografías quedó finalista en el II Concurso ¿Cómo somos los peruanos?, organizado por la Revista Somos y en Centro de la Imagen.

Esta secuencia será parte de la muestra fotográfica del mismo nombre, en la galería El Ojo Ajeno (centro de la Imagen – Miraflores). La inauguración será el 20 de este mes hasta el 29.

Anuncios